PC para inteligencia artificial (IA)


Una PC equipada con inteligencia artificial puede transformar la industria al permitir la automatización avanzada, la toma de decisiones basada en datos y mejoras significativas en la productividad, la calidad, seguridad y eficiencia de las operaciones industriales.
AI recibirá datos de máquinas, sensores IoT, cámaras y otros equipos; el PC debe estar equipado con conexiones adecuadas para estos periféricos (entradas seriales, analógicas y digitales, puertos RJ45 PoE, etc.).
El volumen de datos a procesar, la complejidad de los análisis y el tiempo de reacción son determinantes a la hora de elegir los componentes del PC: CPU (ej. Intel Xeon), GPU (ej. NVIDIA® Quadro), RAM y disco.

A estos criterios se suman exigentes restricciones ambientales, a menudo enmarcadas por estándares (p. ej., EN50155 para el rail) y un form factor.