HÂPY



El acceso remoto a los equipos permite mantener las instalaciones en condiciones operativas con mayor eficacia, al tiempo que se crean nuevos servicios para los usuarios finales y se mejora el rendimiento. Estas ventajas del acceso remoto a las máquinas se pusieron de manifiesto durante los últimos periodos de confinamiento.

Pero gestionar el acceso remoto a un número creciente de dispositivos puede convertirse rápidamente en un quebradero de cabeza: elegir los equipos, gestionar los equipos, controlar los costes y aumentar el riesgo de ciberataques.

Para que pueda seguir centrado en su actividad principal, Hâpy le propone encargarse de la gestión completa de las conexiones remotas a sus equipos. Hâpy puede intervenir desde la fase inicial de estudio y la puesta en marcha de la POC (prueba de concepto), luego durante el despliegue de la solución validada y sobre todo el mantenimiento en condiciones operativas de esta infraestructura, liberándole de las limitaciones vinculadas a esta digitalización.